Desasosiego del nacimiento cósmico

¿Cuál es mi intención con QuantumDharma? (*)

 

Inicialmente, poner sobre la mesa todas las ideas y conceptos que he ido elucubrando y evolucionando a lo largo de mi terrestridad o vida terrestre, hasta ahora.

Seguidamente, ir ordenando a la vez que dibujando líneas de coherencia de lo que yo pienso que conforman la razón de ser como humano.

Compartir contigo mi idea de lo que es el mundo y qué hemos venido a hacer en esta existencia me ayuda a definir la visión global de todo.

 

La búsqueda del origen y desarrollo de cada cosa da un sentido coherente al porqué de lo que nos sucede.

La madre del cordero es la percepción única y diferenciada del resto que cada ser de luz tiene a la hora de separarse del Todo Cósmico

Adscribiéndome a la corriente panteísta, según el cual todos -y todo- somos partes de un solo ser, llamado Dios/Universo, es en el momento de la separación cuando tenemos la primera conciencia de ser algo individual por contraste con lo demás.

La primera sensación de aparente separación es la que registra el desasosiego, inseguridad y añoranza del calor que abandonamos para emprender una aventura de futuro incierto.

En función del grado de desasosiego que padezcamos, así será nuestra existencia como seres de luz hasta el retorno final a la unidad con el Todo Uno.

Es esta experienciación inicial la que tomará forma, mucho más dramática, en nuestra encarnación terrestre, erigiéndose en el verdadero eje del comportamiento humano.

El desasosiego inicial transmuta en inseguridad y las diferentes facetas del amor y la autoestima; las infinitas combinaciones se reflejan y proyectan en las infinitas personalidades. (**)

Cada estación de nuestra existencia como Seres de Luz incide en una faceta de la evolución y cada reencarnación en el planeta Tierra trabaja una de las facetas específicas de la autoestima y asertividad, vinculado todo con el tema del amor.

Es preciso hacer un inciso para decir que el motivo de nuestra separación del Todo Uno viene a cuento del deseo o necesidad de experimentar por parte de la misma Unidad Total.

Dado que hay falta de contraste siendo un todo, como cuando se está en una sala donde los supuestos límites son en blanco y la luz que todo lo invade es blanca, a la unidad total le falta un contraste.

Si tu eres todo, eres todo y no necesitas nada más porque ya lo eres todo. Entonces, ¿Cómo sabes qué es la carencia? ¿Cómo sabes que es poco o mucho?, ¿agradable desagradable?, ¿alto o bajo?, ¿delgado o gordo?, ¿próximo o distante?, etc.

Se impone una segregación, en plan auto multiplicación celular, como los Gremlins 😉

Si yo me he segregado de mí mismo en pequeñas partes podré experienciar, mediante cada una de las partes, lo que se siente en la separación y podré aprender lo cercano/distante, frío/calor, agradable/desagradable, cómodo/incomodo, claridad/oscuridad, luz/ausencia de luz…y así infinitamente.

Como unidad «temporalmente segregada» del todo, podré experimentar todas las sensaciones y podré evolucionar en el aprendizaje que supone la experiencia, y esta evolución me permitirá elevar el nivel de conciencia de mí mismo.

La suma de evoluciones y elevaciones del grado de conciencia de cada mini parte segregada de mí mismo me permitirá un aumento significativo global del nivel de conciencia total.

Por la información que me llega, de la manera que sea, cada parte de mi universo cercano, representa una estación evolutiva en el transcurso de la vida como ser de luz encarnado en el planeta Tierra.

El planeta tierra es la estación de la prueba evolutiva del amor.

Todos los retos relacionados con el amor confluyen y se solapan en el planeta Tierra

La terrestridad es una experiencia total y parece ser que conlleva muchas, muchísimas reencarnaciones hasta alcanzar el grado suficiente de conciencia para poder salir de la rueda.

 

(*) Quantum Dharma = Dharma Quántico
Dharma es «lo que una persona sabe que tiene que hacer en un momento dado», resumido, cumplir con el deseo del alma.

Quántico tiene que ver con Física o Mecánica Cuántica que, resumido también, significa el efecto que tiene la fuerza de la intención aplicada en la consecución de un objetivo concreto y detallado.

Hay explayarse en el QUÉ y el CUANTO, poniendo un hito en el CUANDO y dejando el COMO en manos del Universo.

 

(**) En mi opinión, las infinitas personalidades pueden ser descifradas en buena parte por herramientas disponibles como los diferentes Zodiacos y la Astrología, el Eneagrama y los Eneatipos, etc.
 … y de manera mucho más elaboradamente egoica, por las diferentes disciplinas de la psicología.

siguiente >>